Las galletas de Camprodon y las de Santa Coloma de Farners.

Tenemos un territorio de tradiciones muy azucaradas, la más excéntrica y sorprendente de las cuales es la butifarra dulce: carne con azúcar y ralladura de limón. El calendario está lleno de pasteles especiales, de procedencia local y limitados en el tiempo: buñuelos, roscones, rabasses, flaones, cocas, panellets… Algunas especialidades locales se han convertido en universales: los taps de Cadaqués, el bisbalenc, la coca de Palau-saverdera, el roscón entorxat y la coca de chicharrones de Olot, la tortada de Banyoles o el chucho de Girona. También algunos chocolateros y heladeros tienen resonancia global.

De Santa Coloma o de Camprodon, se encuentran galletas por todos lados. Las de Santa Coloma de Farners están elaboradas con almendras, azúcar, huevos y harina. Las de Camprodon son más variadas y surtidas.

 

Estas galletas son nuestros petits fours para acompañar el café, para mojar con el vino dulce o la ratafía, pero también para matar el gusanillo y, sobre todo, para hacer el picadillo al final de nuestros grandes guisos.

Las galletas con sello permanente Girona Excel·lent

La galleta Organic Teules, de Trias Galetes-Biscuits.

Estas sabrosas tejas de almendra ecológica se elaboran siguiendo la receta original y centenaria de las clásicas y tradicionales galletas de Santa Coloma de Farners.

Categoría: productos permanentes

Empresa: Trias Galetes-Biscuits, SA

www.triasbiscuits.com

Los Ametllats de Galetes Birba.

La entrañable caja metálica con un surtido de galletas es un dulce recuerdo de Camprodon. La reina, crujiente, sin gluten ni lactosa, está coronada por una almendra.

Categoría: Productos permanentes

Empresa: Galetes Camprodon, SA

www.birba.es