La DO Empordà.

En 1975 nació la Denominació d’Origen Empordà. Al principio, sólo reunía a productores del Alt Empordà, una de las comarcas con más tradición vitivinícola del país. De hecho, durante muchos siglos el cultivo de la viña, del olivo y de los cereales  estuvo omnipresente. Por eso la trilogía mediterránea da carácter al paisaje ampurdanés. La viña y el trigo marcan el ritmo de las estaciones. Podadas a conciencia, alineadas y ordenadas, las viñas centenarias y las viñas jóvenes nos muestran la renovación del ciclo vital. Las hay en la llanura y encaramadas en las pendientes de las montañas, sostenidas por decenas de kilómetros de pared seca, dibujando el paisaje. Esta arquitectura efímera fue pensada por nuestros ancestros para camuflarla con la naturaleza y frenar los devastadores efectos de las arrebatadas lluvias torrenciales, el pronto del carácter mediterráneo.

Desde el año 2004, la DO también incorpora el Baix Empordà. Esta denominación de origen se caracteriza por los vinos producidos con las distintas variedades de garnacha, que aquí toma el nombre de lledoner, por el mazuelo o cariñena, el macabeo y el moscatel de Alejandría.

El paisaje de este lado de la Mediterránea tiene al alcornocal como elemento inseparable y casi indestructible: aguanta incendios desde hace siglos, milenios; desde que el hombre es hombre y es pastor ávido de hierba verde para sus rebaños. De los generosos y pacientes alcornocales se extrae el corcho, con el que una delicada industria concentrada en la Selva y el Baix Empordà fabrica los tapones de la mayoría de botellas de los vinos más prestigiosos de la DO, que también se exportan a todo el mundo.

Desde 2018, una veintena de bodegas ampurdanesas han intensificado el vínculo con el territorio y han creado la denominación Taps de Finca con corcho de alcornocales de la misma DO, y muchos, con el corcho de sus propias fincas.

Los vinos con sello Girona Excel·lent 2018 – 2019

Xot blanc 2017

Vinya dels Aspres, con la bodega en Can Batlle, casa pairal de Cantallops mencionada ya en el siglo xvii, dedicada históricamente al vino, el aceite y los tapones de corcho, solo trabaja con uva cosechada en su propiedad. Este vino blanco joven, fermentado en barrica de roble francés, con cuatro meses de envejecimiento, se elabora con sauvignon blanco de diez años, del campo dels Clots, y picapoll de ocho años, de Can Cortada.

Categoría: Vino blanco joven

Sociedad: Joaquim Albertí, S.A.

www.vinyesdelsaspres.cat

Camí de Cormes 2016

Vino blanco de vides viejas de macabeo y vino de garnacha blanco, fermentado en madera y con tres meses de crianza, en contacto con las madres, en barricas de roble francés de 225 litros. Este vino blanco ha sido elaborado por Roig Parals, la cuarta generación dedicada al cultivo de la vid y la primera en embotellar vino de calidad amparada por la DO Empordà.

Categoría: Vino blanco envejecido

Sociedad: Roig Parals, S.L.

www.roigparals.cat

Mallolet 2017

Este vino rosado de 2017 proviene de vino de garnacha negra vendimiada a mano, muy temprano, durante las dos últimas semanas de septiembre. Con 15 hectáreas de vid en los alrededores de Mollet de Peralada, Roig Parals elabora ocho vinos con las variedades autóctonas que se plantaron después de la filoxera: macabeo, mazuela (o cariñena) y vinos de garnacha (almez).

Categoría: Vino rosado

Sociedad: Roig Parals, S.L.

www.roigparals.cat

Negre de Gerisena 2016

Celler Gerisena es hija de la Cooperativa Agrícola de Garriguella. De las 173 hectáreas de una de las cooperativas más antiguas del Empordà, las 30 hectáreas de vides viejas con una edad media de los cepos de setenta años son para el Celler Gerinesa. Su vino tinto joven se elabora con uvas vendimiadas a mano de las variedades vino de garnacha negra y cabernet sauvignon.

Categoría: Vino negro joven

Sociedad: Agrícola de Garriguella S.C.C.L.

www.cellergerisena.com

Masia Carreres Negre 2015

Elaborado solo con uva de la variedad cariñena, de vides de muy baja producción de más de setenta años. Este vino ha tenido una crianza de catorce meses en barricas de roble francés en los sótanos de la masía Carreras. El mas de la Bodega Martí Fabra fecha del siglo xiv, y los propietarios tienen un documento de 1305 que acredita la compra de una vid.

Categoría: Vino negro envejecido

Sociedad: Celler Martí Fabra, S.C.P.

www.cellermartifabra.com

Los dulces del Empordà.

Las sobremesas ampurdanesas han estado presididas por la garnacha (garnatxa o granatxa) y el moscatel para acompañar buñuelos, roscones, cocas, repostería y otros dulces tradicionales. No es gratuita la presencia de estos dos vinos dulces. El moscatel es floral, de aromas agradables y melosos, hijo de los moscateles de Alejandría. El otro, la garnacha, es un vino dulce natural elaborado con almez, y es el producto más singular y característico de toda la DO.

En el Empordà, a la variedad garnacha la llaman lledoner, pues el término garnatxa o granatxa se reserva para este vino dulce, seductor y cálido como los paisajes mediterráneos. Se trata de un vino generoso con recuerdos de rancios ancestrales, puesto que se hacen crianzas oxidativas en viejas botas de madera y antiguas soleras, que concentran sabores y aromas y se empapan de la memoria y el recuerdo de los antepasados. Muchas meriendas tradicionales en las que se combinan buñuelos y cocas anisadas con longaniza y fuet se maridan con los granatxes más rancios.

Los vinos dulces con sello Girona Excel·lent 2018 – 2019

Torre de Capmany – Vino de garnacha del Empordà gran reserva

Pere Guardiola elabora este vino de garnacha exclusivamente con uva de la variedad almez blanco, que se hace fermentar hasta generar un mínimo de un 5% de alcohol, con lo cual preserva unos 150 gramos de azúcares. Después, se enriquece con alcohol vínico hasta una graduación mínima de 15 grados. Se cría un mínimo de dos años con sistema tradicional ampurdanés de viejas soleras familiares.

Categoría: Garnacha (dulce)

Sociedad: Pere Guardiola, S.L.

www.pereguardiola.com

Sinols moscatell 2016

Empordàlia, cooperativa nacida en 1995 de la unión de las antiguas bodegas cooperativas de Pau, Roses y Vilajuïga, produce este vino dulce natural, que se elabora con uva moscatel de Alejandría, de vendimia tardía. Este clásico de los vinos dulces florales se consigue deteniendo la fermentación alcohólica y añadiendo un poco de alcohol vínico cuando el azúcar residual es el óptimo.

Categoría: Moscatel

Sociedad: Empordàlia S.C.C.L.

www.empordalia.com

Bac de les Ginesteres

Vinyes dels Aspres, al pie de Les Alberes, en Cantallops, elabora uno de los vinos más laboriosos de producir, singulares y elogiados: Una vez vendimiado el vino de garnacha roja de vides de veintiocho años, se dejan secar las uvas durante cincuenta y nueve días y se prensan como si fuera uva fresca. El mosto, con una alta concentración en azúcares, se fermenta durante meses. El vino se madura durante cincuenta meses a sol y serena en garrafas de cristal, y en este período de tiempo va evolucionando hacia el rancio.

Categoría: Especialidades singulares (de vinos y vinos dulces)

Sociedad: Joaquim Albertí, S.A.

www.vinyesdelsaspres.cat

El jurado de la

cata de vinos.

Josep Roca

Sumiller de El Celler de Can Roca, de Girona

Anna Vicens

Presidenta de la Asociación Catalana de Sumilleres

Ignasi Martín

Profesor de la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona

Josep Lluís Vilarasau

Profesor de la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona

Àlex Peiró

Sumiller del restaurante Casamar, de Llafranc

Lluís Coll

Profesor de la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona

Glòria Ensesa

Sumiller del Giroví, concurso de vinos y cavas de Cataluña

Audrey Doré

Sumiller de El Celler de Can Roca, de Girona

Antonio Gata

Sumiller del restaurante Miramar, de Llançà

Natàlia Roig

Sumiller y profesora del CETT (Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía) de Barcelona